Cirugía de Abdomen. ¿Qué es la abdominoplastia?

Qué es la Abdominoplastia? Me puede ayudar?

La finalidad de la abdominoplastia es extirpar el exceso de piel y de grasa de la parte media y baja del abdomen, y reforzar la musculatura de la pared abdominal.

Es un procedimiento que puede reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen o tripa.

Dependiendo de la extensión, del problema original y de la cirugía que requiere para corregirlo, la cicatriz permanente que deja la operación será más o menos larga.

En qué casos se aconseja la Abdominoplastia?

Los candidatos perfectos para este tratamiento son aquellos pacientes que tienen una silueta relativamente buena, pero que acumulan grasa o exceso de piel en el abdomen, y su situación no mejora a pesar de realizar dietas o practicar ejercicio.

Otros pacientes interesados en la intervención son las mujeres que han tenido varios embarazos y su piel y músculos no han recuperado su tono inicial. 

Para planificar la cirugía, el cirujano plástico debe evaluar el estado de la salud de la persona, determinar la extensión de la acumulación de grasa en la región del abdomen y el tono de la piel. 

Si solo hay acumulación de grasa debajo del ombligo, puede que sea suficiente realizar un procedimiento menos complejo, por ejemplo la mini abdominoplastia, que dura menos tiempo y precisa menor estancia en la clínica. 

Otros casos pueden resolverse realizando únicamente una liposucción del abdomen.

Se debe pactar junto al especialista cuál es el procedimiento óptimo que proporcione una silueta corporal adecuada.

Además el cirujano le explicará cuál es el tipo de anestesia que se utilizará, si hay necesidad o no de ingreso en la clínica y los costes.

Cuánto tiempo dura la operación?

La operación suele durar entre 2 y 4 horas. 

Se realizará una incisión larga de una cadera a otra justo encima del pubis.

Alrededor del ombligo se realizará una segunda incisión para poder separarlo de los tejidos de alrededor.

Posteriormente se separa la piel de la pared abdominal hasta alcanzar las costillas, exponiendo los músculos abdominales.

Se tensan y se unen esos músculos en la línea media proporcionando una pared abdominal firme y una cintura más estrecha.

La piel sobrante se extirpa y la piel separada se estira en la dirección del pubis. Se finalizará colocando el ombligo en su nueva posición. 

Posteriormente se sutura y coloca el vendaje (que más tarde se sustituirá por una faja abdominal), y un tubo de drenaje temporal para eliminar los fluidos y que no se acumulen en la zona intervenida.

Durante el postoperatorio el abdomen suele estar algo inflamado y pueden surgir molestias o dolores que se controlan con medicación.

Los puntos externos serán retirados entre los 5 y 7 días y los internos, cuyos extremos salen por la incisión, a las 2 o 3 semanas.