fbpx

Abdominoplastia

Abdominoplastia

La abdominoplastia es una operación de cirugía estética, cuya finalidad es eliminar el exceso de piel en la zona abdominal, de la cintura y del tórax.

La abdominoplastia está pensada principalmente para dos tipos de pacientes:

Pacientes que padecían obesidad mórbida y que han perdido mucho peso, ya sea haciendo algún tipo de dieta, ejercicio u otro remedio alternativo como un balón intragástrico.Mujeres que, después de un embarazo, han perdido el tono de la piel de su vientre.

Es normal combinar la abdominoplastia con una pequeña lipoescultura y así moldear de forma definitiva el tronco de la persona, consiguiendo una figura perfecta. Generalmente, se suele confundir la abdominoplastia con la liposucción o lipoescultura, y poco tiene que ver una con la otra.

Diferencias entre lipoescultura y abdominoplastia

La lipoescultura es una operación orientada exclusivamente a absorber grasa localizada que no ha podido perderse a través de otros medios. En este caso concreto, no existe flacidez en el vientre y cintura, por lo que no hay que “estirar” esa piel.

La abdominoplastia casi que se puede decir que es el caso contrario. En este caso, puede haber algo de grasa localizada, pero el mayor problema es la flacidez de la piel. De ahí que se necesite realizar esta operación (como una especie de “lifting”) para eliminar todos los colgajos de piel y poder estirarla.

Cómo se realiza una abdominoplastia

La abdominoplastia es una operación dura, en el sentido que hay que usar anestesia general y realizar una serie de cortes, extirpando toda la piel sobrante y necesitando unos meses para recuperarse totalmente.

Por supuesto, el factor que más determina la magnitud de la operación es la cantidad de piel a extirpar (no es lo mismo retirar la piel sobrante del resultado de un embarazo que de una pérdida de peso de 100 kilos). Este factor también determina el número de cicatrices que te quedarán, así como su tamaño.

Cirujano plástico y anestesista

Estos dos médicos deben trabajar conjuntamente para completar con éxito una abdominoplastia.

Antes de pasar por el quirófano, te habrán realizado una serie de pruebas médicas para comprobar que te encuentras en un buen estado de salud, así como para informarte de los peligros de la operación, sus resultados y cuidados durante el postoperatorio.

El marcaje

Antes de entrar al quirófano, nuestro cirujano procederá a marcar con un rotulador las zonas donde va a extirpar toda la piel sobrante. Para ello hará que te desnudes y te pongas de pie.

El marcaje es un paso importante en toda operación de abdominoplastia, pues es una guía para que luego el cirujano sepa por donde trabajar.

En el quirófano

Una vez estés dormida en el quirófano, el médico comenzará a extirpar toda la piel sobrante, y a su vez mirará si necesita absorber algún acúmulo de grasa, así como remodelar el aspecto de algún músculo abdominal.

Estirará la piel y suturará los cortes que te haya hecho. Generalmente es una operación no demasiado larga.

El postoperatorio

Ésta no se trata de una operación ambulatoria. De hecho, una vez operado(a), deberás quedarte en la clínica ingresada durante unos días, siendo lo normal un mínimo de 3.

Verás que el cirujano te ha vendado toda la zona con un vendaje compresivo, que se retirará y se volverá a poner cuando venga la enfermera o el médico a curarte.

Una vez pasados esos días ingresada, te colocarán una faja compresiva (fundamental para que la piel vuelva a su sitio) y podrás volver a casa.

Es recomendable que, durante unos días, no realices ningún tipo de esfuerzo para que los puntos no te tiren y pueda cicatrizar bien la herida. Debemos pensar que el mayor problema que tiene esta operación es que las cicatrices queden bien, por eso es necesario hacer todo lo que esté en nuestra mano para que así sea.

Deberás acudir diariamente al médico a que te realice las curas correspondientes y así evitar que las cicatrices puedan infectarse de alguna forma. Además, según vea el médico, podrá ir retirándote los puntos de sutura poco a poco.

Conforme avance el período postoperatorio, podrás realizar pequeños paseos con el ánimo de que puedas despejarte un poco, así como evitar que se formen coágulos de sangre. Estos paseos deberán ser aconsejados por tu médico en el momento oportuno, y no realizarlos tú bajo tu cuenta y riesgo.

Con estos cuidados, unidos a algún medicamento como antibióticos y antiinflamatorios, verás cómo la hinchazón y los hematomas empezarán a disminuir y comenzarás a ver realmente los resultados de la abdominoplastia.

Es importante pensar que el postoperatorio de esta operación requiere de una gran dosis de paciencia. Es normal que los resultados finales no se vean hasta incluso pasados los 3 meses, así que no te desesperes y piensa que vas a tener que estar una temporada aguantándote las ganas de ver los resultados finales.

Tenemos que pensar que la abdominoplastia es una operación complicada y que requiere la experiencia de un buen cirujano plástico. Además, necesitarás estar unos días ingresada, y eso conlleva un costo añadido.

Preguntas frecuentes

Son varias las preguntas que las pacientes suelen hacer al cirujano (de hecho, es tu obligación preguntar todo lo que no entiendas). Entre lo más frecuente se encuentra:

¿Es la anestesia peligrosa?

Afortunadamente, las sustancias utilizadas para anestesiar de forma general a un paciente han progresado de manera espectacular. Aun así, siempre que se realiza una anestesia general existe algo de peligro, pero no debes preocuparte de ello si tu estado de salud es bueno y te pones en manos de un buen profesional.

¿Me quedará algún tipo de cicatriz?

Siempre que se realiza un corte aparece una cicatriz, pero en estos casos se suelen realizar los cortes en zonas donde estas cicatrices queden tapadas por la ropa.

Por ejemplo, no deberás de preocuparte si te pones un bikini, porque la parte de abajo tapará de forma suficiente la cicatriz. Además, en el caso concreto de las mujeres que hayan tenido un hijo mediante cesárea, es normal volver a cortar por esa cicatriz para así “aprovecharla” y no tener 2 cortes en la misma zona.

Por todo ello, sí que debes saber que te quedará cicatriz, pero se intentará hacer todo lo posible para disimularla al máximo (cualquier duda sobre este tema seguro que el médico puede resolvértela con más acierto).

Una operación de cirugía estética cuya objetivo es eliminar el exceso de piel de la zona abdominal, cintura y tórax.

Programa tu consulta hoy para recibir uno de los mejores tratamientos de Abdominoplastia en Mallorca
Contáctanos